Las máquinas grandes pueden causar daños considerables

No solo en la industria se desplazan grandes cargas y vehículos pesados.

En el sector público/municipal, así como en instalaciones militares, la protección anticolisión también es una cuestión cada vez más importante. En almacenes de materiales, naves de mantenimiento y garajes de vehículos, pero también en casernas o almacenes para los bienes militares, se deben proteger las personas, el inventario y la estructura del edificio contra posibles daños por colisiones.

En este caso, una protección anticolisión resulta muy útil tanto por su facilidad de uso como por el ahorro de costes derivado de este. Las protecciones anticolisión de acero convencionales deben sustituirse tras una colisión. En el sector público, únicamente el proceso de adquisición de una nueva protección está asociado a la pérdida de mucho tiempo, esfuerzos y trabajo burocrático.

d-flexx le ofrece una protección anticolisión extremadamente rígida que, gracias a su material polimérico flexible, absorbe la fuerza del impacto y luego regresa a su estado original. Olvídese de las roturas del suelo, de las protecciones anticolisión deformadas, de los daños en su inventario, estructura del edificio o vehículos.

d-flexx para usted se traduce en: mucho menos esfuerzo y, por tanto, menos costes derivados de una protección anticolisión defectuosa.